Portada

Portada

miércoles, 3 de junio de 2015

Tintorería

Qué rabia el horario de las tiendas en Hitchin. A las cinco y media de la tarde todo chapado. Ese horario es incompatible con el de la ofi cuando te preparas para salir pitando para llegar a tiempo a la tintorería y a alguien se le ocurre la genial idea de hacerte una visita para preguntarte algo justo en el último minuto.

Total que salí con la hora pegada para llegar antes de que cerraran la tintorería. El objetivo era pasarse a recoger una funda de colchón y un par de zapatos al zapatero. Todo ello cuando lleguando a las cinco y cuarto a Hitchin... La estación está como a quince minutos andando del centro del pueblo donde están concentradas las tiendas. Así que me tocó darme la carrera.

Llegué con la lengua fuera a la tintorería. La cosa era que el finde anterior había dejado una funda de colchón para limpiar. Me cobraron 16 libras por limpiarlo. Al rato me llamó por teléfono la de la tintorería y me dijo que tenía que pagar el doble porque la funda se dividía en dos partes y que las iban a lavar por separado así que eran 32 libras. Le conté que el problema era que en casa tenía otra funda igual que también quería limpiar y que entonces iban a ser 32 libras por dos. Así que decidí que iba a recogerlo sin limpiar y lavarlo por mi cuenta (había intentado meterlo entero en la lavadora y no cabía pero al enterarme de que se podía dividir en dos partes me fue fácil meterlo en la lavadora por partes). La de la tintorería me dijo que me devolvería el dinero.

Al llegar a la tintorería con la lengua fuera le dije que quería recoger la funda sin limpiar. Le di el ticket, cogí la funda y me largué pitando a la zapatería a por las botas.

Y cuando llegué a casa me acordé que había olvidado pedirle mi dinero. Lo daba por perdido.

Al día siguiente volví  a la tintorería y la mujer me estaba esperando con el dinero en la mano jajaja. Me dijo que salió corriendo detrás de mí el día de antes pero que no fue capaz de pillarme.

Cómo mola Hitchin :)

Blue bin y cartones grandes

Mi vecindario tiene un grupo en facebook. Sirve para estar al tanto de lo que pasa y para que te encuentres un post con tu nombre porque alguno quiere quejarse de ti en público.

Eso me pasó a mí. Monté cuatro estanterías del Ikea y un zapatero y bajé a pulso todas las cajas y cartones. Cuando llego a la zona de los contenedores que están situados en el parking, veo que están todos llenos y no hay sitio para mis cartones. Así que los apilé muy bien puestecitos encima de los contenedores de cartón porque tenemos un problema de ratas (temiendo que emperazan a roer los cartones...) Poco avispada olvidé quitarles la pegatina con mi nombre a las cajas...

Otro día me tocó bajar las cajas del otro zapatero y de la mesa. Y lo mismo. Abrí el contenedor para dejarlos dentro y no había sitio. Así que las apilé de nuevo encima del contenedor.

Y me llega la notificación de que alguien ha posteado algo dirigido a mí. Un vecino que se queja de que he dejado las cajas fuera del contenedor. Que ya me vale que es la segunda vez que lo hago y que se va a quejar de mí. Le digo que es que no cabían y me dice que ha conseguido meter mi caja de cartón aplastada en el contenedor. Me dio gana de decirle que si tan aburrido estaba como para ir todos los días a revisar la basura o si tanta porquería tenía en su casa.

A mí no me vale que alguien postee algo para darlo por válido así que indagué. Resulta que en Stevenage el pueblo de al lado anuncian esto en su web:

http://www.stevenage.gov.uk/recycling-and-waste/refuse-recycling-bins/

  • Card and Cardboard including cereal boxes, toilet rolls and corrugated cardboard (this can be folded flat and left to the side of the blue box if too big to fit).

  • No bastándome eso le escribí a la agencia que me lleva el piso y se lo pregunté. Me contestaron que sí, que me confirmaban que podía dejar las cajas al lado del contenedor si eran grandes.

    Poundland

    El paraíso se llama Poundland. Si ya me gustaban los chinos en España, ahora me fascinan los poundland. Todo a una libra. Pero cuando digo todo es de todo. Productos de limpieza, papelería, ferretería, droguería, cosas varias...  Merece la pena hacer la compra en el poundland.

    martes, 2 de junio de 2015

    Deposit Protection Service

    Como era de esperar, mi exlandlady quería quedarse con mi depósito.

    Para ello alegó cosas de lo más variopintas. Pero paso a relatar lo que ocurrió.

    En noviembre cuando dije que quería dejar el piso, puso el grito en el cielo. Me dijo que no era posible, que tenía que pagar el advertisement del piso a lo que acepté. Tenía también que esperar a que la inmobiliaria encontrara a alguien que me renovara en el alquiler del piso. Me prohibió que yo buscara a alguien diciéndome que sólo la agencia podía hacerlo. He mirado en internet y el inquilino puede buscar a alguien siempre y cuando pase el rasero del propietario del piso pero a mi me negó esa posibilidad.

    Pasé cuatro meses en el piso esperando a que alguien lo alquilara. A los cuatro meses encontré un piso en Hitchin y le mandaron un mail a mi exlandlady pidiéndole referencias sobre mi para aceptarme como inquilina en el nuevo piso. Puso el grito en el cielo y se presentó en mi casa. Me dijo que cómo podía hacerle eso, dejar su piso, habiéndome permitido alquilar el piso ya que como estaba desesperada habían aceptado a alquilarmelo a mi... (como si no lo estuviera pagando y me lo hubieran regalado...)

    Como acostumbraba, se presentó con la madre, las hermanas urracas. A cual con la cara más agria. Me dijo que ya que le hacía el trastorno de irme (le había dicho hacía cuatro meses que me quería ir y le estaba dando un mes y medio más de margen para encontrar a alguien...) le tenía que pagar el depósito.

    Yo con mi depresión, mi ansiedad, mi situación personal, quería salir de aquel piso como fuera e irme a Hitchin y acepté a pagarle el depósito. En ese momento mi exlandlady cambió de idea y me dijo que no era suficiente el depósito. Que tenía que pagarle dos mil libras. Le pregunté que por qué y la madre me dijo que que a mi qué más me daba pagarle un poco más a mi exlandlady y que le iba a hacer un favor.

    Se fueron de mi casa con la idea de que me iban a mandar un papel diciendo lo de las dos mil libras y que tenia que firmarlo. La idea era que les pagara las dos mil libras una semana antes de dejar el piso y que liberarían mi depósito cuando dejara el piso.

     A los pocos días recibo una llamada de la urraca diciéndome que nada de por escrito. Que ha visitado a su abogado y que le ha dicho que mejor no firmar nada y hacerlo todo por conversación o en persona. Nada de escritos. La razón era que si pasaba algo y me quedaba sin el piso de Hitchin, al haber firmado con ella un papel diciendo que dejaba el piso, no podría volver a alquilarlo y que sería un problema para mi porque me quedaría en la calle.

    Me dijo que tenía que darle las dos mil libras a la semana siguiente y que ella daría mis referencias para el piso de Hitchin. Yo le dije que ni por asomo le iba a dar dinero a la semana siguiente y sin un papel firmado de por medio. Y le colgué el teléfono.

    Intentó ponerse de nuevo en contacto conmigo por teléfono pero no le contesté. A cada llamada suya le contestaba con un SMS pidiéndole que me escribiera un mail o mensaje con lo que tuviera que decirme que no quería nada por teléfono tras su última llamada. Lo quería todo por escrito.

    Fui a quejarme a la inmobiliaria y pasaron de mi. Mi exlandlady me acusó de no cooperar y volví a decirle que lo que quisiera por escrito.

    Al fin conseguí que me mandara mails. Me preguntó que qué quería y le dije que un papel donde especificara por qué de las dos mil libras y nuestra firma en ese papel.

    Le mandé varios mails pidiéndole explicaciones sobre por qué dos mil libras. Al fin me dio conceptos vagos pero sin expecificar la cuantía de cada uno de ellos. En la inmobiliaria me dijeron que no sabían por qué me pedía dos mil libras (recordemos que en mi casa el concepto era que según ellas a mi me daba igual doscientas libras más que menos... toma ya...)  que sí entendían mil libras pero no dos mil.

    Por escrito aceptó lo de firmar un papel pero me dijo que el papel lo tenía que redactar su abogado y que yo tendría que pagar el abogado ya que era yo la que pedía el papel firmado.

    A todo esto seguía sin dar mis referencias y en la inmobiliaria se empezaban a impacientar.

    Le pedí en varios mails que por favor diera mis referencias pero pasó de mi. Al final perdí el piso de Hitchin.

    La abogada de mi exlandlady se puso en contacto conmigo para enviarme el documento a firmar. Las muy listas habían puesto a pagar dos mil lilbras y del depósito se quedaría con la parte que nosotras acordáramos. Cada vez iba pellizcando más.

    Exploté y le escribí una reclamación a la inmobilidaria y después al Ombudsman.

    Encontré un segundo piso en Hitchin e intenté colar que no tenía referencias pero en vano. Así que cuando me apretaron para que mi exlandlady diera las referencias, cogí el teléfono y llamé a su abogada.

    Le dije que me enviara el papel que querían que firmara que lo iba a firmar sin leerlo. A todo esto tenía una aplicación en el móvil para grabar todas las llamadas (después de la primera llamada de mi exlandlady, decidí hacerlo por si tenía otro susto).

    La abogada me dijo que no podía firmarlo sin leerlo y le dije que entendiera la situación. Yo quería el piso de Hitchin y mi exlandlady no iba a dar las referencias hasta que firmara el papel. Entonces que me lo enviara que lo firmaba sin leerlo para que mi exlandlady diera mis referencias.

    Me dijo que le diera tiempo que iba a hablar con mi exlandlady. Dos horas después mi exlandlady estaba dando mis referencias.

    Por fin conseguí el piso. Por fin tenía un pie fuera. Seguían intentando meterme presión para que firmara y le pagara las dos mil libras a lo que yo les daba largas.

    La abogada me llegó a decir que la urraca quería hacer dos inspecciones a la casa. Eso no es legal y podía considerarse acoso. Lo que es legal es una visita al mes como máximo y ya me había visitado un mes antes para pedirme las dos mil libras. Luego hay que hacer una inspección final. Por lo tanto no podía hacer otra como pretendía.

    Le dije que no tenía tiempo para dos inspecciones y que con una tenía bastante. Que a cuento de qué quería hacer dos inspecciones. Para presionarme en persona?

    Un día antes de la inspección final le metí una buena limpiada al piso. De arriba a abajo. Al día siguiente se vinieron conmigo a la entrega de llaves dos amigos. Como era de esperar se había presentado con el padre y la madre.

    Primero que si faltaba una llave. Que luego estaban todas.
    Luego foto a los contadores. Que habían echado una foto antes pero que como había pasado minutos desde la última foto que a ver si era distinta la lectura.
    Luego que si les había hecho polvo la moqueta porque mis muebles pesaban mucho. A lo que les contesté que lo que tenían que hacer era especificar en el contrato el peso de los muebles a usar.
    Y nos pusimos a discutir y casi nos sacamos los ojos con las dos mil libras.

    Así que me fui dándoles mi nueva dirección por si me denunciaban.

    Ahora mismo el tema está en que cuando se termina o cancela un contrato, si el depósito está protegido, como es mi caso, el dinero no lo tengo ni yo ni mi exlandlady. Lo tiene una third party: el Deposit Protection Service. Y esta third party nos mandó un correo a mi exlandlady y a mi diciendo que cómo nos íbamos a repartir el depósito.

    Yo dije que quería mi dinero y mi exlandlady dijo que quería mi dinero así que no hubo acuerdo.

    Hubo una segunda ronda de mails. Esta vez teníamos que dar razones. Mi exlandlady dijo que quería mi dinero porque me había ido cuatro meses antes de finalizar el contrato, que le había dejado el marrón de tener que pagar el council tax, que le había hecho el roto de dejarla colgada esos cuatro meses y que encima  me había cargado su moqueta.

    Yo les contesté que no estaba de acuerdo con mi exlandlady y que no lo iba a estar nunca. Que tenía una reclamación en el Ombudsman y que cuál era el próximo paso. Si ir directamente al tribunal o al juzgado o esperar la resolución del Ombudsman.

    Nos mandaron un tercer mail para preguntar si queríamos usar el tribunal para estos casos y las dos contestamos que sí.

    Ahí estoy esperando a ver si me escriben del tribunal y cuál es el siguiente paso.

    Qué es felicidad?

    Felicidad es sentarse en un sofá a las siete de la tarde, con un bol de palomitas mientras me da el sol a través de la ventana del balcón juliette mientras veo la tele en diferido y por internet para no pagar.

    Felicidad es haber escapado de mi ex landlady mientras espero a que me llamen de algún tipo de tribunal para solucionar nuestras discrepancias.

    Felicidad es vivir en Hitchin y tener de vecina a dos amigos.

    Felicidad es no volver a sentir depresión ni ansiedad ni ataques de pánico ni necesitar pastillas para estar tranquila. Felicidad es haber dejado todo eso atrás y notar lo que he avanzado gracias a lo aprendido.

    Felicidad es tranquilidad y disfrutar del momento.

    Por fin lo conseguí.

    domingo, 12 de abril de 2015

    Lo que necesitas es foll...

    Pues víctima del estrés de la situación que estoy pasando con mi landlady que se unió al que pasé con el tema de las cuatro mil libras que me querían soplar los de la mudanza y que les reclamé a la empresa, pillé ansiedad y depresión que me tuvieron que tratar con fluoxetina.

    Cada vez estoy más convencida de que los médicos no tienen en cuenta que una persona al cabo de los años puede saber qué es lo que le pasa y qué problemas tiene pero parece que siguen sin tenerlo en cuenta y se piensan que en una consulta de cuarto de hora pueden saber mejor que tú el origen de tus problemas.

    Fui a la médico de cabecera para decirle que en Madrid, víctima en la vacaciones de navidad de un ataque de pánico, me habían recetado fluoxetina y lorazepam. Como vivo aquí en Londres, me tenían que seguir el tratamiento aquí,

    Empecé tomando una pastilla de fluoxetina y tres de lorazepam al día. La de cabecera de aquí me dijo que fuera reduciendo el lorazepam. Al ver que no mejoraban mis ataques de pánico y que tenían temblores exagerados, decidió subirme la dosis de fluoxetina y me pidió cita para el psiquiatra.

    Estoy cansada de decirle que las pastillas son un parche. Que mi problema es que estoy siendo víctima de una situación muy estresante y que nunca he sabido manejar las situaciones extremas de estrés. Que lo que necesito es un profesional que me enseñe técnicas para manejarlo.

    Pues por ahora nada de eso. Primero fueron dos de fluoxetina y luego tres de fluoxetina. Y sin mejorar. Bueno, conseguí despegarme del sofá y salir los fines de semana a la calle que hubo una temporada que me quedaba tendida en el sofá desde el viernes noche al lunes por la mañana sin querer hacer nada. Hombre, con tres de fluoxetina hasta uno que no respira se pone en pie...

    Las cosas empezaron a mejorar y entre la fluoxetina y que comenzaba a sonreír un poco porque la situación personal mejoraba, comencé a despegarme del sofá y hacer cosas los fines de semana.

    Pero ahí seguía con mis temblores en las piernas que hacía que mis piernas saltaran solas en posición de descanso. Y con tres de fluoxetina al día. Y llegó la visita al psiquiatra.

    Dos psiquiatras y no he oído más tontadas en mi vida. Entro a la consulta esperando que me den unas técnicas de relajación y para afrontar el estrés y me encuentro a un psiquiatra con el título subido que me dice que no le interesa lo que me pasa ahora. Que le cuente mi vida desde el principio.

    Le empiezo a contar en un cuarto de hora una vida de taitantos años. Por supuesto se queda en los primeros años de mi vida y posibles complejos que tuviera allí y ya con eso se hace su composición. Y es que no escuchaba más que lo que quería oír.

    He tenido en mi vida dos crisis muy fuertes y en las que he cambiado el rumbo en radical para ser más feliz, superando muchos complejos y muchas limitaciones que me tenían prisionera desde pequeña. Y aún sigo liberándome de lastres. Pero él no estaba interesado en saber los que ya había superado. No escuchaba. Y me acabó soltando que lo que tenía que hacer era foll...

    Que me iba a recomendar psiquiatras mujeres para que por el módico precio de sesenta libras la sesión me ayudaran a conseguirlo. (?)

    Como siempre los tíos se creen que foll... se arregla todo. Y ya ahora hasta los ataques de pánico por situaciones personales de estrés supremo.

    Al cabo de los días tuve de nuevo cita con la médico de cabecera que me dijo que había estado hablando con el psiquiatra y que qué me había parecido la sesión. Le dije que el psiquiatra me había puesto de los nervios y que no quería volver. Menos mal que la médico de cabecera opina como yo que lo que necesito ahora es ayuda para dominar el estrés.

    Y va y me suelta que se está pensando en cambiarme la fluoxetina por un antipsicótico.

    Otra vez estos médicos que no escuchan. Esa misma tarde salí del curro corriendo para llegar a mi barrio e ir a la cita del médico que está a cuarto de hora de la estación andando. Llegué corriendo y con la lengua fuera porque no quería salir del curro antes por no decir que iba al médico y la cita era a una hora a la que llegaba muy raspada.

    Llego con la lengua fuera, con mis temblores que se habían incrementado porque pensaba que llegaba tarde. Así que el aspecto no era muy bueno. Justo esa tarde había pedido una cita en la inmobiliaria para ir a quejarme de mi landlady e iba con presión del estrés porque tenía que salir corriendo del médico y llegar a la inmobiliaria antes de que cerraran.

    Y llego al médico cuarto de hora tarde, despeluñada y corriendo y pregunto si aún me puede ver la doctora. Veo que sale la doctora a llamar a un paciente y le asalto en ese estado lamentable para preguntarle si me puede ver que he llegado tarde y me dice que va una hora retrasada. Así que le pregunto si me da tiempo a hacer un recado antes de que me llame y me dice que sí.

    Me largo corriendo a la inmobiliaria que está a diez minutos andando. Hablo con los de la inmobiliaria para decirles que mi landlady me está haciendo chantaje. Vuelvo corriendo a la consulta de la doctora. Justo llego para que me llamen para entrar a consulta. Estado sumamente lamentable con todo el estrés, la sudada de tanta carrera, mis temblores incrementados... Total que me ve la doctora diciendo que el psiquiatra me pone de los nervios y que paso de tomar pastillas y me dice que está pensando en que deje la fluoxetina y tome un antipsicótico. A lo que pongo el grito en el cielo.

    Pero vamos a ver. Es que no son capaces de escuchar? Cualquiera puede ver claramente la situación. Es un ataque de estrés supremo lo que tengo. No quiero que me empastillen. Quiero que me digan cómo dominar por mí misma estas situaciones.

    Así que cuando dejé la consulta empecé a disminuir al fluoxetina y estoy tomando una al día. Me siento mucho mejor pero mayormente porque estoy viendo el final de mi situación de estrés y eso está haciendo que me calme. La fluoxetina es un parche. Eso parece que no lo entienden los médicos.

    Sigo buscando remedios por mi cuenta para salir del bache. Sigo con el yoga. Ahora he empezado a meditar y a leer sobre PNL. Me ayuda más que la fluoxetina.

    Anónimo en el buzón

    Madre mía... no doy abasto. Por si fuera poco mis problemas con mi landlady y mi piso (de los que ya hablaré en otras entradas porque la historia no acaba y es de lo más rocambolesca...), hoy le he dejado un anónimo en el buzón a mis vecinos.

    En el piso de al lado vive un adolescente con una chica y no sé si alguien más. Lo que pasa es que desde que entré en el piso, oigo a menudo a este personaje berrear (porque no sabe hablar) y gritarle a una mujer (no sé si su madre o su hermana) "shut up" y a la voz femenina quejarse y llorar a la vez que oigo golpes.

    Ayer volvió a repetirse pero fueron más fuertes los golpes. Así que hoy le he dejado un anónimo en el buzón scrito a mano en un sobre dirigido a "el chico que vive en este piso y grita mucho" donde le digo que soy "a neighbour" que vive en su edificio y que le oigo darle voces a una mujer y decirle que se calle a la vez que oigo a la mujer gritando de dolor.

    Les pregunto que si la mujer lo ha denunciado a la policía y que si lo vuelvo a oír seré yo la que llame a la policía.